Campillo Gran Reserva 2014, mejor tinto de España según la International Wine Challenge

Es indudable que en muchos países como en España exista una gran cultura del vino, por su respeto hacia los buenos caldos y su cultura vinícola arraigada a lo largo de la historia. Además, España tiene una gran variedad de bodegas repartidas por todo el territorio nacional que producen gran cantidad de vinos que forman parte del selecto grupo de los mejores del mundo.

El International Wine Challenge, la competición global de vinos más influyente, imparcial y juzgada rigurosamente del mundo sentaba sentencia sobre los mejores vinos de los países productores. En el caso d España, la medalla de oro se la llevan las Bodegas Campillo, pertenecientes a la Familia Martínez Zabala, al obtener el galardón de mejor vino tinto español con su Campillo Gran Reserva 2014. Este logro resulta particularmente significativo dado que los vinos participantes son sometidos a cata ciego por un panel de expertos internacionales.

El IWC es un certamen de gran reputación a nivel global, con vinos procedentes de más de 50 países. Las principales potencias productoras, como Francia, Australia y España, encabezan la taba de medallas y las mejores puntuaciones. IWC evalúa cada vino "a ciegas" y juzga cada uno por su fidelidad al estilo, la región y la cosecha. Se otorgan trofeos a los mejores vinos de cada categoría.

El Campillo Gran Reserva es un vino tinto de la D.O. La Rioja elaborado por la bodega Campillo. Constituida en 1990 en Laguardia, Bodegas Campillo es una de las firmas que marcaron la modernidad de Rioja Alavesa, y una de las más representativas de los vinos de esta zona. Se trata de la marca boutique y más exclusiva de Familia Martínez Zabala (anterior Grupo Faustino), y representó una de las primeras apuestas por la arquitectura de vanguardia y el enoturismo en La Rioja. Sus impresionantes instalaciones se alzan a imagen de los châteaux franceses, rodeadas de viñedos. Con ellos se elaboran vinos distinguidos por su frescura, elegancia y prevalencia del carácter frutal sobre la barrica.

El Campillo Gran Reserva 2014 mezcla de dos de las variedades de uvas, las más utilizadas en la región: la Tempranillo y la Graciano. Las uvas utilizadas proceden de cepas centenarias de poco rendimiento, lo que permite una gran concentración de aroma y sabores en cada uno de los granos. La vendimia se realiza con el máximo cuidado, utilizando pequeñas cajas para no dañar la uva cosechada. Al entrar en bodega, se seleccionan los racimos más adecuados que posteriormente se usarán para la vinificación. Tras un proceso de elaboración que sigue las enseñanzas de años de experiencia en la zona, se cría en última instancia durante 30 meses en barricas de roble francés de Alllier.

Según la enóloga de la bodega Ruth Rodríguez Ascacibar, es un vino excepcional, que ha estado 30 meses en barrica de roble francés, con un tercio de roble nuevo, un tercio de roble de un año y un tercio de 2 años, siempre escuchando al vino y aportándole lo que va necesitando, lentamente y sin prisa. Es muy expresivo, con aromas de fruta madura, frutos negros y un sutil recuerdo a pastelería. Con un equilibrio perfecto entre las notas de la fruta madura y la vainilla del roble. Estoy muy orgullosa de todas las alegrías que nos está dando. Es el vino para disfrutar y celebrar.

El Campillo Gran Reserva 2014 es perfecto para empezar en el aperitivo y cerrar el postre. El compañero ideal de chuletillas al sarmiento, corte de carne roja a la parrilla, merluza al horno y dorada a la sal. La menestra de verduras y un buen queso curado son también unas opciones excelentes. Y para quien le gusta terminar la comida con vino, unos canutillos de chocolate negro son el final ideal.

FUENTE: UPPERS (Prensa Digital)

 

 

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia y recoger estadísticas. Navegando por él estarás consintiendo su uso.

Acepto las cookies de este sitio. Ver Más